sábado, 28 de febrero de 2009

Urdimbre

debajo de una niebla con olvidos
las herramientas muertas
descansan
hechas polvo

hoy preferí callar
y me he gastado todos los silencios

mas cuando el estandarte del ruido en días rotos
de vidrios y metales
sube como burbuja
voy a mirar un poco más adentro
sólo por recordar que sigo vivo

tú sabes del dolor de desprenderse
de ir en dirección a los contrastes
por eso no hace falta el escalpelo

y sabes valorar lo que no digo

permite pues la ausencia y la esperanza
de dormirme despacio
en el rincón más gris de la memoria

yo no he pedido mucho
ni siquiera
que alguna vez recuerdes que yo estaba
porque esos son negocios que repudio

entonces quedan códigos oscuros
y las combinaciones complicadas
que mueve
por adentro
el desterrado

un hombre es mucho más que su palabra

y yo
perdido en la mitad del crucigrama
me aferro a la certeza de saberte
apuesto cada lágrima a tu alma
resisto una vez más tanta miseria
me vuelvo a equivocar

cuento contigo

miércoles, 18 de febrero de 2009

Zeta

ciego de luz
de luz apenas
mis lágrimas se nutren del desierto
que muestra la pantalla


así que cuelgo cuadros transparentes
en este inmenso y viejo disparate

naufraga en aserrín el breve incendio
contorsionista efímero

en la mitad más seca de los bordes

allí no queda sitio para tanto

y ya me olvidaré de lo que supe
y lo daré por muerto
cuando amaine

en tanto jugaré mi propio juego
como intuír la escena que no he visto
como buscar a tientas la salida
antes de la secuencia previsible


la trama tan vulgar del guionista
la pésima actuación de tu esqueleto

martes, 10 de febrero de 2009

Autoidiota

la bestia se enteró antes que tú
y ahora envía cartas personales
en las que no hallarás un remitente
entonces se divierte con tu miedo
engorda sus gusanos
te va dictando normas
te asusta
a cada paso
te habla en el oído tanta mierda
que acabas por creerla
te hace soñar despierto su basura
te droga con alcohol e incertidumbre
y te estructura un cielo de cobardes

soñar que has de librarte del tentáculo
por medio de un billete
es una parte más del puto juego

ahora eres el perro de ti mismo

admiro
en cierta forma
la flor de ingeniería decadente
que luce el asqueroso mecanismo

ya sabes
en caso de emergencia
antes de hacer añicos el cristal
dedícate a crear tu propio infierno

domingo, 8 de febrero de 2009

Me Cuesta Creer

me cuesta creer que seas tan solo ausencia
amor desmantelado bajo el suave plumaje
quiero empezar a darme cuenta de que estás sola
y que el cariño tiene en ti la sed de mil desiertos

y ya que todo parece caerse desde el fondo
tengo ganas de trepar liviano por tu espalda
dejar atrás el barro de años que acarreo
beber de tu humedad
morder tus labios

invítame a sudar tu calendario
las aguas transparentes que circulan debajo
los desolados pétalos donde la angustia sigue
pulsando un ritmo quieto
de péndulos errantes

que no haya más dolor que el de arrancarnos
la piel
uno del otro
antes del alba
ni vórtice más sucio
ni palidez más ancha
que descuidar los fuegos del insulto

y ya que todo parece caerse desde el fondo
invierto el disparate
lo vuelvo razonable
y me dejo caer de la cornisa
y te deseo

me cuesta entender por qué no te quiero

jueves, 5 de febrero de 2009

Inútil

aquella sensación de tiempo y nada
se acumuló en mis ojos para siempre
por eso no hago más que ver agujeros

por eso no distingo las siluetas

yo sé que habrás querido despertarme

con todas las ternuras que te habitan
y pese a que es difícil explicarlo
yo no miré tu cara aquel invierno
ni susurré tu nombre en mis adentros

me confundió la noche con esquinas
y una llovizna igual a la tristeza
busqué el puerto más gris entre la bruma
y eché pie a tierra en otros desconsuelos

las calles que sirvieron como excusa
del paso desigual y sin sentido
debajo de mis pies se desvanecen


yo preferí morir a envenenarte
yo derramé otra sangre por salvarte
y ahora es tan inútil que lo sepas

miércoles, 4 de febrero de 2009

Presencia

intento comprender tanta ternura
no sé muy bien por qué
pero lo intento
me veo cada día entre sus brazos
sus alas protegiéndome
su corazón latiéndome en la sangre
su voz
su dulce voz con otro idioma
y el mundo alrededor
haciendo ruido
vendiendo lo que nadie necesita
tratándonos igual que mercancía

quizás busco ponerme en su lugar
para poder querer
aún más
su transparencia

hoy cuando el sentimiento
se transa por monedas
cuando el afecto tiene
textura de billete
esa mujer se cae de los silencios
y me regala un sol
atardeciendo

Declinaciones

qué puedes encontrar aquí
sino una casa vieja
una pared roída
que oculta en el escombro
el simple garabato de aquel niño
que no creyó en el tiempo

pues nada aprenderás
que ya no sepas
porque una casa vieja es previsible
se deteriora desde los hastíos
y en caso de contar con un fantasma
es obvio que ha olvidado el argumento

entonces me pregunto
por qué vienes
qué te trae por aquí
qué cosas miras
qué ves entre las manchas de humedad
qué tiene de atractivo el descascaro
de qué puede servirte este paisaje

y las palabras muertas
y las hojas que faltan
en libros confundidos bajo el polvo

y esa aburrida fila de poemas
en una biblioteca carcomida

qué vas a rescatar de tanto olvido

te advertiré al menos del ocaso
y la precariedad de los refugios
sabrás cómo es de triste el deterioro
y que hay posibles riesgos de derrumbe

de estar en tu lugar
no volvería

lunes, 2 de febrero de 2009

Invocación

cómo es de libre el mar
y en tu mirada apenas
solloza desteñido
sin fuerzas para alzarse
ni en el lamento último
de aquellas aguas negras
bajo las naves negras
de los embarcaderos
ni aún en la resaca
efímera que vierte
sobre los adoquines

subido a los penachos
de ennegrecida espuma
te ves ebrio y enfermo
dentro de una bodega
y no sabés entonces
si el movimiento roto
es el mar galopando
o el vino en la botella
ni que hondos firmamentos
entre pecho y espalda
te quieren cobijar

verás de nuevo el mar
vector de los desancles
con víboras saladas
repitiendo tu nombre
golpeándote en el alma
como esas catedrales
que sueltan campanarios
para las ceremonias
espejos con caballos
que pisarás descalzo
hasta que sangres vida
y dejes de estar muerto