jueves, 8 de abril de 2010

Síndrome

cuestión de conexiones
pensaba
mirándome hacia adentro

es lástima o piedad
por esos seres ciegos
que van a la deriva

y entonces me alegraba
el ruido de los cascos
dispersos en la niebla

cuestión de conexiones
azar de ver azahares
o símbolos confusos
hozando lo fortuito


hubo quien seccionaba

la carne de estos versos
y no encontró otra cosa
que un poco de ceniza

hubo quien ofrecía
colgar de los rincones
las cosas que detesto

hubo quien tomó nota
pensando que le hablaba

los días transcurrieron vaciando cada vaso

mi barco despreciaba los puertos sucesivos

en fin
te aburrirías
pensaba
si te cuento

tú sabes que se trata de hablar con el espejo
por eso siempre he amado
la voz
de tu silencio

lunes, 5 de abril de 2010

Ración

la luna empantanada
resiste como puede
sobre un charco de bilis

apenas queda luz
y dan vergüenza ajena
esas siluetas flacas
con ínfulas de diablo

escupen al caldero

sobre esa sopa inmunda
hecha de sombra espesa

creo que pocas cosas podrían asustarme

creo que he visto mucho
y el resto se parece
a ciertas pesadillas

y si algo me sorprende
no son los cocineros de los ascos
no son los alfileres de la bestia
sino la cara imbécil de ese hombre
que espera con su plato
su mísera ración de agua podrida