viernes, 26 de febrero de 2010

Vencimientos

porque era necesario cambiarte la cabeza
para vender la mugre
que tú les producías
y todos los espejos corrían a mentirte
y cuanto reglamento
existe
se te impuso
para entender las líneas
que un bobo diagramó con poca maña
y todo el alimento en latas de colores
era una sopa inmunda
de trampas y de cifras
y las muchachas pobres
compraban la novela del escritor mediocre
mojando la entrepierna
con líquidos viscosos

y olor a billetera


así te confundieron y te usaron
los que se piensan listos
los que se sienten dueños del poder de un mundo idiota
y no son mucho más que porquería

en esta ruta inútil
que muere en el desierto
tus pies no dejan huellas
tus sueños son un lastre
y la escalera sube hacia la puerta
que oculta los parajes del vacío

y te dejaron ciego
tan tonto como ellos
ansiando el territorio de un imbécil

ahora estoy mirándote jugar de mala gana
y me pregunto entonces
por qué sigues jugando

y me pregunto cosas
aún en la certeza
que no va a responder tu cobardía

antes me hacía feliz darte un abrazo

ahora
te has puesto diez anillos en los dedos
y tienes miedo de darme la mano

jueves, 25 de febrero de 2010

Rincón

eres sólo la luna que miraba de niño
en las noches abiertas
con mil puertas al miedo

eras quien me cuidaba de la sombra angustiante
de la bestia sin ojos
que inventaban las ramas

y yo sin conocer
ni tu voz
ni tu gesto
te abrazaba despacio
me dormía a tu lado
intuyendo la luz
que traerías a tiempo

ahora puedo besar lo que supe en la entraña
cuando todo el desierto

y las pieles resecas
y los labios de nadie
y los cuerpos sin alma
hoy son nada en las huellas
de tus pies en la arena

sólo pude nacer desde todas mis muertes
porque estaba seguro
que vendría a beber
en tu cántaro claro

es por eso que puedo explicártelo todo

tú venías conmigo

tú empujabas mi sangre

y si ahora procuro enterrarme en tu cuerpo
y si ahora me enredo con la piel de tu alma
es por ver el camino
y los dos arcoiris
que pronuncia el silencio
cuando llega la calma

lunes, 22 de febrero de 2010

Absurdo

respiras
y el mundo debería hacer silencio
eres un plato lleno de comida
y odias
sin embargo
a los famélicos
y eres el centro mismo de los centros
el nervio del volcán
la tos en el velorio
el cirio irreverente en la penumbra
eres un poco más que lo restante
y explicas teoremas al idiota

esas cosas vacías
que pueden engañar unos segundos

qué pretensión tan roja de demonio
qué modo de ocultar el alambrado

te vi aquella tarde del otoño
parado frente al mar
tan pequeñito
queriendo apoderarte de las aguas

y no hubo nadie allí para avisarte
que con tu pobre vaso
no era suficiente

lunes, 1 de febrero de 2010

Muñones

esta suma de cosas que soy
expuesto
desterrado
tiene algo que decir
y
sin embargo
después de tanto y todo
apenas unas manchas

un pan de harina oscura
a medio digerir

un malinvento

absurda ceremonia
en templos derrumbados

no hay nada que explicar
la flor
se continúa
el viento se licúa con la piel
la vida sigue
y puede que yo mismo
esté aserrando todos los sonidos
las letras que me pueblan
la noche en escorpión del amanuense
que se quedó sin brazos
en una guerra inútil
o acaso el almacén de un presidiario
mirando con orgullo
tanta cuchillería

dos posibilidades
que sólo yo comprendo

el egoísmo esconde las ternuras
dentro de su trinchera
y fragua un ser metálico
con clavos en los ojos

no quiero lastimar

prefiero soportarme las heridas