jueves, 22 de marzo de 2007

Espantavacas
















no me ayuda
que incrustes la mirada en el ombligo
y escribas tus demonios

no me ayuda
la forma tan romántica que tienes
y la practicidad entre las plumas

no me ayudan
tus vueltas en redondo
el "pienso antes de actuar"
las idas y venidas al borde del abismo

procura ser honesto
si pagas
y si compras
es porque tiene precio
es porque te lo venden
y sabes que el invento así funciona
para que vivas siempre insatisfecho

así que no me ayuda
que vengas a contarme las monedas
ni a despreciar a los que se jugaron
la vida
detrás de una verdad que no cotiza
en el puto mercado de los ciegos

ni me ayuda que digas comprenderlo
si sigues permitiendo que un idiota
te apriete día a día los cojones

no me ayuda
que seas tan rebelde y que lo acates
ni que el rechazo se te muera adentro
ni esa esperanza sucia
con la que te haces trampas a ti mismo

la lógica que empleas de argumento
sería hasta bonita en una lápida
no me ayuda
no te ayuda
te hace indigno
y ya no tengo tiempo ni palabras

así que
por favor
pido tu ayuda
sé más original con las excusas
o quédate en silencio y hazte a un lado

martes, 20 de marzo de 2007

Los Naufragios



















si di la mejor parte que tenía

no digas que ocultaba la basura

es que no supe hacerlo de otra forma

quería estar metido entre tus brazos
al menos poco más que la tristeza

poner fuera de alcance por un tiempo
la vieja maquinaria del agobio
su ruido declinando en el aceite
del engranaje quieto
el movimiento casi imperceptible
de quien parece muerto y se reinventa

después caí de bruces
como siempre
y regresé a la esquina que conoces
la esquina que da al sur de mis cornisas
esa a donde voy frecuentemente
por recobrar la piel de los fantasmas

pero no pienses que eso me rescata
apenas se resignan de mis manos

y el agua por beber
y los momentos
y el tiempo exterminado
mi costumbre
de ver que todo escapa entre los dedos
de ver que todo insiste hacia los lejos
en donde no he de estar
por más que quiera

no digas que ocultaba la basura
porque en verdad no quiero defenderme
y es muy poco probable que lo entiendas

también sé de una calle con tu nombre
que se quedó viviendo en mis zapatos
para empezar a andar hacia el otoño

viernes, 16 de marzo de 2007

Madrigal















lees las páginas de lluvia con esos ojos tristes
y hay poco que decir sobre la tarde

lees
y es como si rezaras las gotas una a una
una oración al filo de otro marzo
que no tomará en cuenta mi presencia

ni el ruido del reloj girando en forma inversa
ni la segunda vez
de un pobre simulacro

y si vas a volver
de alguna forma
que sea para antes del otoño

que sea para cuando te despojes
de ese largo silencio inhabitable

sucede que no soy quien fuera antes
sucede que hace frío y estoy solo
y de un tiempo a esta parte
mirar caer la lluvia
me entristece