viernes, 20 de julio de 2007

Perpendicular



y si creías que era complicado
no existirá razón que nos explique
y menos a quien tiene como oficio
perderse en este rapto de ventanas

el óxido devora las bisagras
de una puerta al final del largo hastío
que fragua los menguantes del verano

un beso de aserrín
de tan reseco
es el residuo de todas las mentiras

y esta boca callada
espesa
tapiada con la baba de un idiota
queriendo maldecir
sin decir nada

y este cansancio triste
va preservando el rastro de aquel huésped
que se quedó a dormir lo necesario

lo que intentaba decir fue la ceguera
y es tanto y tanto el gris que nos aparta
que ya no queda más que andar a tientas

no quiero defenderme
supongo que estar limpio es estar sucio
según como nos cuente el almanaque
y no soy más culpable que yo mismo
después de haber bajado la escalera

domingo, 24 de junio de 2007

Ritual De Fugas



la flor de las penumbras
bebiendo la mañana
embiste a tu silencio
con aguas entornadas
y enamorando espejos
desnuda te entreabres
como un lirio en la lluvia
que se cae de la tarde

apenas intuímos
el miedo que oscurece
la cumbre de tus piernas
que se guarece roto
en cáscaras de insomnio
como otro firmamento
con lunas en menguante
la sed
el precipicio
la asfixia de la carne

ahora
tras el crimen
de apenas encontrarnos
hay un sudor opaco
durando sobre el rito

el cáliz con cenizas
la boca ensangrentada
la sensación del hambre
lo inútil del saqueo

de que vale entender
las causas
o el silencio
que acecha entre las sábanas revueltas
si cuando estemos muertos
o quietos
da lo mismo
sabremos que el oasis
fue solo un espejismo


sábado, 23 de junio de 2007

Muñeca



no vuelvas

este camino apunta a un vórtice de nieblas
y nadie te ha pedido
la prédica barata

los pasos que voy dando no se explican
es un idioma ciego
en guerra con el rastro que dejaste

es que
seguramente
tienes el argumento preparado
la paz de una retórica que apesta
bajo el disfraz azul del traicionero
el sudoroso tacto en la pistola
y un anaquel con libros que no entiendo

no habrá de ser tu alma con atajos
quien me dirá la dirección correcta

y bien
esta es la historia
y este es el precio estúpido del precio
que deberás pagar
para poner a salvo tus naufragios

no vuelvas
te sienta bien la máscara y la oferta
esa sonrisa imbécil
el vestido
de gasa con apliques que destellan
y los ojos de charcos de agua muerta
cegados por un sol de escaparate


sábado, 26 de mayo de 2007

Sword Of Damocles - Lou Reed




I see The Sword of Damocles is right above your head
They're trying a new treatment to get you out of bed
But radiation kills both bad and good
it can not differentiate
So to cure you they must kill you
The Sword of Damocles hangs above your head

Now I have seen lots of peoples die
from car crashes or drugs
Last night on 33rd st. I saw a kid get hit by a bus
But this drawn out torture over which part of you lives
is very hard to take
To cure you they must kill you
The Sword of Damocles above your head

That mix of morphine and dexedrine
we use it on the street
It kills the pain and keeps you up
your very soul to keep
But this guessing game has its own rules
the good don't always win
and might makes right
The Sword of Damocles
is hanging above your head

It seems everything's done that must be done
from over here though things don't seem fair
But there are things that we can't know
maybe there's something over there
Some other world that we don't know about
I know you hate that mystic shit
It's just another way of seeing
The Sword of Damocles above your head


LA ESPADA DE DAMOCLES

Estoy viendo la Espada de Damocles
justo sobre tu cabeza.
Están probando un tratamiento nuevo que te saque de la cama,
pero la radiación mata lo bueno y lo malo,
no distingue.
Para curarte tienen que matarte.
La Espada de Damocles pende sobre tu cabeza.

Ya he visto morir a mucha gente
en accidentes de coche, o por drogas.
(Anoche, en la calle 33,
vi a un niño atropellado por un autobus).
Pero esta tortura a la que sobrevive parte de ti
es muy difícil de sobrellevar.
Para curarte tienen que matarte.
La Espada de Damocles pende sobre tu cabeza.

Esa mezcla de morfina y dexidrina
la usamos en la calle:
acaba con el dolor y te mantiene en pie
para proteger tu alma.
Pero este juego de adivinanzas tiene reglas propias.
Los buenos no siempre salen ganando,
la fuerza hace el derecho.
La Espada de Damocles
pende sobre tu cabeza.

Al parecer ya han hecho todo lo posible,
sin embargo, desde aquí, no parece justo.
No obstante hay cosas que no podemos saber,
a lo mejor hay algo más allá,
algún mundo del que no sabemos nada.
Ya sé que odias toda esa mierda mística.
No es más que otra manera de ver
la Espada de Damocles sobre tu cabeza.

jueves, 22 de marzo de 2007

Espantavacas
















no me ayuda
que incrustes la mirada en el ombligo
y escribas tus demonios

no me ayuda
la forma tan romántica que tienes
y la practicidad entre las plumas

no me ayudan
tus vueltas en redondo
el "pienso antes de actuar"
las idas y venidas al borde del abismo

procura ser honesto
si pagas
y si compras
es porque tiene precio
es porque te lo venden
y sabes que el invento así funciona
para que vivas siempre insatisfecho

así que no me ayuda
que vengas a contarme las monedas
ni a despreciar a los que se jugaron
la vida
detrás de una verdad que no cotiza
en el puto mercado de los ciegos

ni me ayuda que digas comprenderlo
si sigues permitiendo que un idiota
te apriete día a día los cojones

no me ayuda
que seas tan rebelde y que lo acates
ni que el rechazo se te muera adentro
ni esa esperanza sucia
con la que te haces trampas a ti mismo

la lógica que empleas de argumento
sería hasta bonita en una lápida
no me ayuda
no te ayuda
te hace indigno
y ya no tengo tiempo ni palabras

así que
por favor
pido tu ayuda
sé más original con las excusas
o quédate en silencio y hazte a un lado

martes, 20 de marzo de 2007

Los Naufragios



















si di la mejor parte que tenía

no digas que ocultaba la basura

es que no supe hacerlo de otra forma

quería estar metido entre tus brazos
al menos poco más que la tristeza

poner fuera de alcance por un tiempo
la vieja maquinaria del agobio
su ruido declinando en el aceite
del engranaje quieto
el movimiento casi imperceptible
de quien parece muerto y se reinventa

después caí de bruces
como siempre
y regresé a la esquina que conoces
la esquina que da al sur de mis cornisas
esa a donde voy frecuentemente
por recobrar la piel de los fantasmas

pero no pienses que eso me rescata
apenas se resignan de mis manos

y el agua por beber
y los momentos
y el tiempo exterminado
mi costumbre
de ver que todo escapa entre los dedos
de ver que todo insiste hacia los lejos
en donde no he de estar
por más que quiera

no digas que ocultaba la basura
porque en verdad no quiero defenderme
y es muy poco probable que lo entiendas

también sé de una calle con tu nombre
que se quedó viviendo en mis zapatos
para empezar a andar hacia el otoño

viernes, 16 de marzo de 2007

Madrigal















lees las páginas de lluvia con esos ojos tristes
y hay poco que decir sobre la tarde

lees
y es como si rezaras las gotas una a una
una oración al filo de otro marzo
que no tomará en cuenta mi presencia

ni el ruido del reloj girando en forma inversa
ni la segunda vez
de un pobre simulacro

y si vas a volver
de alguna forma
que sea para antes del otoño

que sea para cuando te despojes
de ese largo silencio inhabitable

sucede que no soy quien fuera antes
sucede que hace frío y estoy solo
y de un tiempo a esta parte
mirar caer la lluvia
me entristece

miércoles, 28 de febrero de 2007

Tiempo Como Aire






















cuando pase la tarde y quede del verano
apenas un puñado de ceniza
recordarás el fuego
y aún así te quedarás dormido esperando el sol

esta secuencia inútil
este vaso boca abajo
no son posibles más allá de su momento
porque hubo un desenlace
y una sed por saciar
y en ese entonces
el vaso desbordaba plenilunios

entiéndeme

el tiempo se ha secado cuando ibas a beber
y el cuenco de tus manos
atardece

y nadie te rescata de lo que ya ha pasado

y juzgas mal las horas en que tu voz podía
entonar la canción
que no ha de repetirse

dispensa mi fastidio

te he visto tantas veces llorar por lo perdido

cuando la madrugada se derrame
con el vino fugaz de un nuevo día
embriágate de luz

el vaso boca arriba
dispuesto a contener su propia hondura

lunes, 26 de febrero de 2007

Eso Es Todo


escribo

una señal austera
en la pared más gris de mis inviernos
no espero de las musas sino que no me jodan
que vayan a la casa del poeta
que inspiren a quien busca que lo admiren
escribo
y poco más que eso
con letras malnacidas
con la pasión ardiendo en las palabras
y poco más que eso

no entiendas
no hay nada que entender
estoy perdido
y busco una salida que me salve

no expliques
yo ya expliqué mi puto desvarío
el niño que me habita
el hombre que no llega
y la resurrección como bandera

escribo porque quiero equivocarme
y porque es menester que intente algo
con este mar de pájaros adentro

domingo, 25 de febrero de 2007

¿Dónde están mis amigos? - III






ARMAÇAO

Yo quiero estar en mi aldea
Huecomarea de Luna
Morros, cielos, atardeceres
Ah! Mi Selva

Yo quiero hoy en tus aguas
Sumergirme en verdes sedas
Respirar salada bruma
Vibrar de tibiezas...

Mi soñar tranquilo
De humedad de hierbas
Con olores nuevos
De tristezas viejas

Mi hueco es eterno
De blancas arenas
De redondas formas
Acaracoladas, tersas

Cielo con estrellas
Sendero de leches
Destilan deseos
Lujuriosas nieblas

Yo quiero habitarte
Tan loca y sedienta
Que todo lo envuelvas
con luz de quimeras


Syl
-Enero 2006-


Versos






















ante todo

mi niña
finje que me soportas

piensa en que estoy sediento
de entenderte los ojos

y si no te resulta
aburrido o cansado
prueba de ver los guiños
(coincidencias apenas)
dentro del remolino

sé que antes de hablar
debí haberlo pensado
pero así son las cosas

yo no tengo remedio

y no sé hablar palabras
si se trata del alma

son apenas desvíos
malabares
intentos
garabatos insanos
de un pintor sin oficio

me conformo con verlos
en la piel de tus labios
como un poco de agua

frescos
frescos
mi niña
frescos y transparentes

El Inadaptado











debería creer que estoy muerto de miedo
y aprenderme el cuentito
del triunfo y del fracaso

debería comprar ese dios que me ofrecen
y moldearlo a mis gustos
y a lo que me conviene

debería callarme

preservar el pellejo

engordar como un sapo

no pensar

adaptarme

entender de una vez
que las olas se alquilan solo en las vacaciones
que mi tiempo no es mío
porque lo puse en venta
y que a cambio recibo el inmenso derecho
de encerrarme en mi jaula

debería aprender a cortarme yo mismo las alas

debería aprender a abortar cada sueño que invento

debería volarle los sesos
a este perro que cuida el umbral de mi casa

tantas cosas me faltan para ser un idiota
que a la hora de optar
preferí verme digno

y seguir resistiendo
que de eso se trata

sábado, 24 de febrero de 2007

Flash















me estaban dando ganas de gritar
desiste
aquí todo está frío
no es un buen negocio
el equilibrista es un tipo muy estúpido
y ni siquiera aprende las reglas de este juego
es que
yo no entendía
mis ganas de aturdirme
apenas pude cubrirme de la luz
como si fuera un flash
y todo sucedió con tanta prisa
que casi pierdo pie
sobre el abismo

no diré más que eso
nunca fui muy acertado en las palabras
si fuera sencillo traducir el alma
tal vez sería yo menos idiota
y acaso desgarrara con un grito
el dolor de estar tan solo
y malherido

punto y aparte

Apenas














no es solo la impotencia de ver rodar cabezas
ni la posible muerte de todo lo inconcluso
sostienes vida y sombra abriendo tantos grifos
y ves que apenas queda un pabellón con locos
un columpio sin nadie
un vínculo en la niebla

me aflije que no entiendas tus propias cerrazones
y salgas a los puertos y pienses que navegan

tú sabes cómo es esto
es fácil convivir con quienes palidecen
te untan con ceniza
proclaman tu llegada
disponen el gran pan del regocijo
y luego te contagian

por eso tus principios no son tales
hasta que se hacen sordos
a la podrida música del baile

tú sabes cómo es esto
apenas ser apenas
no es bastante

Al Margen Del Margen - II





















1. En el principio, el Hombre creó a Dios a su imagen y semejanza.

2. Y el Hombre dio a Dios multitud de nombres y sería señor de toda la Tierra cuando tomara la forma del Hombre.

3. Y en el día siete millones, el Hombre descansó y se apoyó pesadamente en el Dios que había creado, y vio que era bueno.

4. Y del polvo del suelo, el Hombre creó a Aqualung y a una multitud de otros como él.

5. Y el hombre expulsó al vacío a esos hombres menores. Y algunos ardieron y otros fueron apartados de los de su clase.

6. Y el Hombre se convirtió en el Dios que había creado, y con sus milagros gobernó sobre toda la Tierra.

7. Pero cuando todas esas cosas sucedieron, el Espíritu que causó que el Hombre creara a su Dios vivió dentro de todos los hombres... Incluso dentro de Aqualung.

8. Y el Hombre no lo vio...

9. Pero ¡por los clavos de Cristo!, más vale que empiece a mirar.


(Texto extraído de la cubierta interior del disco "Aqualung", de Jethro Tull, escrito por Ian Anderson)

miércoles, 21 de febrero de 2007

El Gusano Erudito - III















HOMBRE PRESO QUE MIRA A SU HIJO


Cuando era como vos me enseñaron los viejos
y también las maestras bondadosas y miopes
que libertad o muerte era una redundancia
a quién se le ocurriría en un país
donde los presidentes andaban sin capangas

que la patria o la tumba era otro pleonasmo
ya que la patria funcionaba bien
en las canchas y en los pastoreos

realmente no sabían un corno
pobrecitos creían que libertad
era tan solo una palabra aguda
que muerte era tan solo grave o llana
y cárceles por suerte una palabra esdrújula

olvidaban poner el acento en el hombre

la culpa no era exactamente de ellos
sino de otros más duros y siniestros
y estos sí
cómo nos ensartaron
en la limpia república verbal
cómo idealizaron
la vidurria de vacas y estancieros
y cómo nos vendieron un ejército
que tomaba su mate en los cuarteles

uno no siempre hace lo que quiere
uno no siempre puede
por eso estoy aquí
mirándote y echándote
de menos

por eso no puedo despeinarte el jopo
ni ayudarte con la tabla del nueve
ni acribillarte a pelotazos

vos ya sabés que tuve que elegir otros juegos
y que los jugué en serio

y jugué por ejemplo a los ladrones
y los ladrones eran policías

y jugué por ejemplo a la escondida
y si te descubrían te mataban
y jugué a la mancha
y era de sangre

botija aunque tengas pocos años
creo que hay que decirte la verdad
para que no la olvides

por eso no te oculto que me dieron picana
que casi me revientan los riñones
todas estas llagas hinchazones y heridas
que tus ojos redondos
miran hipnotizados
son durísimos golpes
son botas en la cara
demasiado dolor para que te lo oculte
demasiado suplicio para que se me borre

pero también es bueno que conozcas
que tu viejo calló
o puteó como un loco
que es una linda forma de callar

que tu viejo olvidó todos los números
(por eso no podría ayudarte en las tablas)
y por lo tanto todos los teléfonos

y las calles y el color de los ojos
y los cabellos y las cicatrices
y en qué esquina
en qué bar
qué parada
qué casa

y acordarse de vos
de tu carita
lo ayudaba a callar

una cosa es morirse de dolor
y otra cosa morirse de vergüenza

por eso ahora
me podés preguntar
y sobre todo
puedo yo responder

uno no siempre hace lo que quiere
pero tiene el derecho de no hacer
lo que no quiere

llorá nomás botija
son macanas
que los hombre no lloran
aquí lloramos todos

gritamos berreamos moqueamos chillamos
maldecimos
porque es mejor llorar que traicionar
porque es mejor llorar que traicionarse

llorá
pero no olvides


(Extraído de "Poemas de Otros", de Mario Benedetti)

Residual


pedí este trago de mar cuando aún tentaba

hallar en mi garganta
una palabra fresca

y creo que no fue mi confusión
-después lo supe-
fue que buscaba agua en un secano

sentir tu lejanía me duele un poco más que verme roto
y lloro entre las cosas
que no he pronunciar
porque gritar ahora me hace imbécil
porque el silencio nutre tu argumento
y no es posible ver
ni que supongas
lo que resta de luz en el camino

yo creo en los pedazos del desgaste
en las asimetrías y el abrazo
y creo en este hábito de nieblas
en la monstruosa noche que te asedia
y que te hace partir
mientras me alejo

Soneto Impresentable Para Una Mujer Sin Ojos

















producto
de efímeras escenas
su hechicería estúpida y obscena
deviene en acueducto

y bajo el usufructo
carena
las vísperas del daño que envenena
y obstruye la salida del conducto

me ciega
con arcilla
me amordaza

y lánguida estratega
sobre la tez -cerilla-
me besa y pasa

Las Memorias






voy escribiendo el miedo con lápices de azufre
voy destilando el odio que obstruye lo instintivo
la danza de un murciélago en el alma
las ecuaciones frías
y el viento de palabras que oigo y que desoigo
voy intentando piel
allí donde una vez
amanecí con rastros de coleóptero
y creo que escupirte la ceguera
no es más que ver mis ojos con saliva


este incesante círculo de luz prefabricada
no cerrará mis párpados
sentados en la sombra que olvidaste

y es que mis privilegios son sabores
que otros me entregaron
en cada nacimiento

por eso y mucho más sigo escribiendo
agravio una pared con tizas y silencio
y guardo la certeza
casi siempre
de defender perfumes
porque la flor no tarda en marchitarse

domingo, 4 de febrero de 2007

Bufón






















soy solo el blanco móvil que te apunta
con la palabra negra y afilada

tal vez hoy se me ocurra divertirme
soplando hacia el castillo de barajas
en el que has invertido tanta vida

o robaré una pieza
-la más obvia-
de ese rompecabezas sin sentido
que te consume el tiempo y que te mata

no pienses que persigo importunarte
no es nada personal y desde niño
sentí que me engañaban con disfraces

voy a contarte un cuento más que triste
sobra esa libertad de que alardeas
y espero que mi risa contenida
apenas te distraiga

es que tu casa tiene tantas rejas
que no puedo evitar las carcajadas

me colaré en la bruma de tu miedo
y te diré al oído
que eres un imbécil

y bailaré mi danza más grotesca
al ritmo de la música barata
que sudan tus principios

y orinaré los muros agrisados
de tu seguridad poco creíble

vestido de payaso ante tu espejo
para que puedas verte
como eres
un monigote absurdo y tambaleante
que ni siquiera supo
mentirse dignamente

soy solo el blanco móvil que te apunta
con la palabra negra y afilada

dispara
dispara de una vez

eso no cambia el curso de tu farsa

Errantes






















esas largas filas-sombras hacia el borde de la hoz
esos cuchillos íntimos
en tránsito de nieblas

yo no estoy más sano que tu
apenas hago trampas para entender la luna
y un poco de ese aceite de la noche
lubrica mis bisagras
cansadas de golpearte la puerta en las narices

dame tiempo para irme de todos tus santuarios
yo ya no tengo dios y mi destino
es una máquina con engranajes rotos

y no es triste crear un sol que se te oxida
lo triste es que al principio
alguien robó el manual con instrucciones

y andar a ciegas es un hábito de imbéciles

o de perros sin nadie

o de un loco que pinta con sus dedos
un símbolo que duele
y rara vez te salva

sábado, 3 de febrero de 2007

La Poesía

















me pregunto hasta donde sirven los refugios
no es quemar
es arder
y más que escribirte los mundos que imagino
se trata de vivir
y hacer que la poesía esté en el día a día
brillándote en la piel
como el sudor después de tus labores
y la puntual certeza
que habrá más agua fresca
después

cuando descanses

sábado, 27 de enero de 2007

Al Margen Del Margen - I


DEDICATORIA:

Dedico este libro a las monjas, a los frailes y a los maestros que me tocaron en suerte, sin cuya ayuda también hubiera aprendido a escribir y a ver que el sistema de vida occidental (¿no era redondo el mundo?) es una verdadera mierda.
Y a mis viejos, porque me aguantaron de chaval (si a mi me sale un hijo así, lo mato). Agradezco a mi padre, que un día que apareció en la tienda una de las monjas del colegio donde estuve de pequeño y le dijo de sopetón:
-Pues tu hijo, cuando canta, quema una cruz en el escenario.
Mi viejo sin pestañear contestó:
- Ah, no sé, yo a buenos colegios ya le mandé.

Y ya no agradezco a nadie más.

(Extraído del libro: "Por los hijos lo que sea", de Evaristo Páramos)

viernes, 26 de enero de 2007

Hipótesis























cuando la luna de invento y hojalata

se caiga de lo absurdo
cuando el espantapájaros
no sea funcionario de los miedos
cuando su majestad
recobre la humildad y se haga hombre
cuando la telaraña
advierta que es inútil su estrategia
cuando el señor oscuro
repliegue su secuencia de paraguas
cuando no inviertan niños
ni sueños
ni esperanzas
en los libros contables
quizás nos quede tiempo para abrazar la vida
quizás nos quede tiempo
para vivir
en serio

Ella

se ha detenido y mira hacia la noche
para beber la unánime fragancia

la luz del faro alcanza su silueta
y entonces resplandece
como un pozo con agua en el desierto

ella divide el mundo en dos mitades
y traza la línea jubilosa del verano

ella llena sus manos con espuma
y escucha al mar del cabo
en su lenguaje frío y oceánico

ella
es la primera letra de lo que no se ha escrito
y también la esperanza
de creer que es posible morirse de belleza

martes, 23 de enero de 2007

El Gusano Erudito - II

PERO YA NO HAY LOCOS

Ya no hay locos, amigos, ya no hay locos. Se murió aquel manchego,
aquel estrafalario fantasma del desierto y... ni en España hay locos.
Todo el mundo está cuerdo, terrible, monstruosamente cuerdo.
Oíd... esto,
historiadores... filósofos... loqueros...
Franco... el sapo iscariote y ladrón en la silla del juez repartiendo castigos y premios, en nombre de Cristo, con la efigie de Cristo prendida del pecho,
y el hombre aquí, de pie, firme, erguido, sereno,
con el pulso normal, con la lengua en silencio,
los ojos en sus cuencas y en su lugar los huesos...
El sapo iscariote y ladrón repartiendo castigos y premios...
y yo callado, aquí, callado, impasible, cuerdo...
¡cuerdo!, sin que se me quiebre el mecanismo del cerebro.
¿Cuándo se pierde el juicio? (yo pregunto, loqueros).
¿Cuándo enloquece el hombre? ¿Cuándo, cuándo es que se enuncian los conceptos absurdos y blasfemos
y se hacen unos gestos sin sentido, monstruosos y obscenos?
¿Cuándo es cuando se dice, por ejemplo:
No es verdad. Dios no ha puesto
al hombre aquí, en la Tierra, bajo la luz y la ley del universo;
el hombre es un insecto
que vive en las partes pestilentes y rojas del mono y del camello?
¿Cuándo si no es ahora (yo pregunto, loqueros),
cuándo es cuando se paran los ojos y se quedan abiertos, inmensamente abiertos,
sin que pueda cerrarlos ni la llama ni el viento?
¿Cuándo es cuando se cambian las funciones del alma y los resortes del cuerpo
y en vez de llanto no hay más que risa y baba en nuestro gesto?
Si no es ahora, ahora que la justicia vale menos, infinitamente menos
que el orín de los perros;
si no es ahora, ahora que la justicia tiene menos, infinitamente menos
categoría que el estiércol;
si no es ahora... ¿cuándo se pierde el juicio?
Respondedme, loqueros,
¿cuándo se quiebra y salta roto en mil pedazos el mecanismo del cerebro?
Ya no hay locos, amigos, ya no hay locos. Se murió aquel manchego,
aquel estrafalario fantasma del desierto
y... ¡Ni es España hay locos! ¡Todo el mundo está cuerdo,
terrible, monstruosamente cuerdo!...
¡Qué bien marcha el reloj! ¡Qué bien marcha el cerebro!
Este reloj..., este cerebro, tic-tac, tic-tac, tic-tac, es un reloj perfecto...
perfecto, ¡perfecto!

(Extraído de "El Payaso de las Bofetadas" de León Felipe)

¿Dónde están mis amigos? - II







EMPECINADA









Solo por dibujar espirales
vuelvo al nudo
me obstino en la búsqueda
Y es tan profundo el tajo
que no consigo ignorarlo

Vértigos en frenética alquimia
el tribunal de mediocres
no perdona la locura
Y es tan lúcida la confusión
que no consigo sustraerme

Solo por mi insistencia en el ensueño
prefiero los barrotes del verdugo
a la paz de la resignación
Y es tan fuerte el desahogo
que no consigo resignarlo


Syl

domingo, 21 de enero de 2007

Tránsito
























tengo la impunidad del polvo del camino
la reacción del mar frente al obstáculo
los ojos completamente abiertos
para quemar tu cielo

no estoy aquí para perder mi tiempo

vine a decir las cosas que me enseñó mi padre
y las que pude ver
sobre estas viejas piedras

-cuando todo estaba bien
yo sospechaba-

-cuando te vi llorar
mordí más convencido mis verdades-

y en resumidas cuentas
no diré mucho más que aquello que ya sabes

han soltado los perros para la cacería
o corres o te mueres

y tus dioses metálicos
se agreden entre sí para humillarte
porque olvidaste el fuego
que abrasa el corazón
y te da vida

vine a decir la historia sin historias
la tierra sin banderas
y un cielo sin milagros

y en poco tiempo más no habrá más rastro
tendré la impunidad del polvo del camino

y un fuego repentino se llevará mi sombra

Obstinato
















no quiero que me digas
lo que tengo que hacer

yo sé cuando oscurecen los pasillos
vengo mirando almas
desde que me recuerdo

tengo las manos quietas para apresar la calma
y es muy poco probable que encaje en tus casillas

nunca habré de juzgar tus movimientos
nunca me interpondré cuando decidas
no hay tiempo para tantas sensaciones

y no tendrás palabras suficientes
ni gestos
ni miradas
para prevalecer en mis infiernos

no tengo tus zapatos
ni los quiero
es menester andar este calvario

y no me digas que estoy equivocado
pues siempre lo he sabido

es más
hace un instante
acabo de nacer
y me arrepiento

y en un instante más
ya seré otro

martes, 16 de enero de 2007

Puertos




















hace más de mil días que navego
en esta embarcación desmantelada
el curso es al azar
y la faena
consiste en poco más que estar bien lejos

no creas que mi rastro fue olvidarse
de cuantas luces fuiste perpetrando
tu faro redentor entre la bruma
tu brújula licuando las tormentas

lo siento
será que me distrajo la marea

no se trata de ti
ni de mi mismo
soy solo la mitad de mis intentos

nunca te prometí más que mis versos

no soy el pasajero que esperabas
ni tú fuiste mi puerto

y no se está tan mal a la deriva
si los ojos se sacian de horizonte

Aviso Clasificado

El Gusano Erudito - I


LA FUNCIÓN DEL ARTE (1)

Diego no conocía la mar. El padre, Santiago Kovadloff, lo llevó a descubrirla.
Viajaron al sur. Ella, la mar, estaba más allá de los altos médanos, esperando.
Cuando el niño y su padre alcanzaron por fin aquellas cumbres de arena, después de mucho caminar, la mar estalló ante sus ojos. Y fue tanta la inmensidad de la mar, y tanto su fulgor, que el niño quedó mudo de hermosura.
Y cuando por fin consiguió hablar, temblando, tartamudeando, pidió a su padre:
¡Ayúdame a mirar!

(Extraído de "El libro de los abrazos", de Eduardo Galeano)

-A Rq con todo mi afecto-

lunes, 8 de enero de 2007

Prófugo

















cuando me eché a correr

sabías que no me detendría

supongo que fue absurdo de mi parte
confiarte de una vez tan poca cosa

un alma hecha pedazos

la insignia del dolor que no se entiende
los túneles que voy sobreviviendo

y sabes que estoy hecho de cartón
aún cuando te hieran las esquirlas

un ser de alegoría pendiendo de la luna

y sabes que estoy muerto desde antes
cuando me fui habituando a tus desiertos
cuando sentí tristeza de mi mismo

por eso apenas quedan los jirones
mezclados con el aire
y una conducta ebria de venenos
y la ignorancia de mi artillería

me rearmaré más lejos
quizás peor de cuanto conociste
y donde estuvo el peso de mis manos
pondré mi corazón
y algún perfume

y volveré a correr
porque no se me ocurre otra salida
porque no sé qué hacer con tanta ausencia