sábado, 17 de diciembre de 2011

Esbozo

para cuando no estás
escribo versos

los vuelvo a recordar cuando te abrazo

me suele confundir el orden de la estrofa
me asusta el sentimiento de lo ajeno

y ahora que lo pienso
desbaraté con agua la acuarela
y el color de lo cierto se licúa

espectros en continua dispersión
como el polvo de agua de la niebla

para cuando no estás
escribo versos
que olvido por farsantes y embusteros

olvido cada uno y en desorden
hasta que los reencuentro
en la tibieza
lenta
de tu boca

viernes, 16 de diciembre de 2011

Reversión

me siento complacido
de no tener un libro con respuestas
ni un párrafo perdido entre las hojas
quizás una palabra
o dos
en purgatorio
de este margen de error que me permito

así que cuanto leas es mentira
así que cuanto escribo no es tan cierto

dibujo la silueta de algún tipo
que prueba una cornisa diferente
a cada vez que el alma lo demanda

y es parecido a mí
pero es distinto

martes, 13 de diciembre de 2011

Entrega

nunca fue necesario hacerse de la flor

debíamos quitarnos los andrajos
que te compró tu padre
que te puso tu madre
y la costumbre negra del invierno

así como es inútil robar de un manotazo
el amarillo triste
que arrasa tus pupilas en otoño

será pues la conciencia de nuestra brevedad
quien mueve las mezquinas ceremonias

entonces
nunca fue necesario hacerse de su cuerpo
para saber que puedes amarla eternamente

pues soy un pasajero
sentado a tu costado
y es preciso el silencio para mirar más limpio

como si nuestras manos olvidaran
el modo de aferrarse
y sólo comprendieran la caricia

nunca fue necesario pedirte nada a cambio
porque cuanto te di me completaba

y a cada vez que pude darte algo
sentí multiplicar lo que tenía

martes, 6 de diciembre de 2011

Fuera De Mercado

sería ese cartel de tantos días
igual
que se quedó a vivir en el paisaje
como una idea absurda
de esquinas aburridas

no obstante pude ver que se encorvaba
imperceptiblemente
y pude ver reptar el deterioro
las manchas que anticipan el caer
desde el desgaste

acaso ahora pienses que exagero
que todo sigue igual
y lo que habita
es cierta pesadumbre aletargada
los años como azufre
en un charco de tiempo

y digo que es posible
tu forma de entender aquella forma
sonrisa de mujer de propaganda
vendiendo un sueño breve y a tu alcance

qué voy a hacer con todas las mentiras
cuando el cartel se caiga

qué vas a hacer contigo y con el sueño
cuando cumpla su ciclo
y nadie sea capaz de repararlo

no existe tal verdad que nos ampare

no sé quien de los dos está en lo cierto

camino

veo el agua
transcurriendo

voy más solo
a cada vez
con mi tristeza

y prefiero no comprar lo que está en venta

y disfruto de lo que no tiene precio

martes, 29 de noviembre de 2011

Destierrados

después de tantas horas mirando al relojero
te aburre la rutina de las vacas
te aburre la más joven
con tetas como cántaros
y su mugido histérico
subiendo en espiral hasta astillarse

la aguja permanece en zona inmóvil
(no existe la más mínima sospecha)
así que se te empaña el periscopio
con tu propio jadeo
y aprietas el botón de las ofertas

los viejos sacerdotes del negocio
de gestos ampulosos
de lenguas oferentes
se ven algo cansados
están diciendo el salmo equivocado
y tú que ya no escuchas
te vas quedando gris de tanto humo

y lo peor de todo es que llegaste
a la última vocal del crucigrama

abriste la canilla en mal momento

tan fuera de lugar
como una espina
clavada en la mitad de la garganta

así que mala suerte compañero

el agua de allá abajo se confunde
y el mundo está más seco que una piedra

cuando corten la luz dentro del frasco
y apaguen la señal de los comandos
y un funcionario muerto y reemplazable
incline la balanza hacia el agujero
vas a caer de bruces al pantano
donde la gente huele a basurero

vas a saber entonces lo que es bueno

un rapto de locura
sólo es eso
consigues balbucear a duras penas
y el índice de dios te parte al medio

así que paga el precio
por la omisión que hiciste del legado
que te inculcaron desde el nacimiento

no eres digno de vivir entre los hombres

mereces
de ahora en más
este destierro

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Nuevo Mester de Juglaría - IV

CHICO BUARQUE
"Cáliz"

¡Padre! ¡Aparta de mi ese cáliz
de vino tinto de sangre!

¿Cómo beber de esa bebida amarga,
tragar dolor, engullirlo a la fuerza,
si aún callada la boca, resta el pecho?
El silencio en la ciudad no se escucha.
¿De qué me vale ser hijo de santa?
Mejor sería ser hijo de otra,
otra realidad menos muerta.
Tanta mentira, tanta fuerza bruta...

¡Cómo es difícil despertar callado
si en la callada noche me daño!
Quiero lanzar un grito deshumano
que es una manera de ser escuchado.
Todo ese silencio me aturde,
aturdido permanezco atento
en la tribuna, para, en cualquier momento,
ver emerger el monstruo de la laguna.

De tan gorda la chancha ya no anda,
de tan usado el cuchillo ya no corta.
¡Cómo es difícil, padre, abrir la puerta!
Esa palabra presa en la garganta...
Este homérico mundo mareado...
¿De qué sirve tener buena voluntad
si aún callado el pecho, resta la cabeza
de los borrachos del centro de la ciudad?

Tal vez el mundo no sea pequeño (¡Cállese!)
Ni sea la vida un hecho consumado
Quiero inventar mi propio pecado
Quiero morir de mi propio veneno (¡Padre! ¡Cállese!)
Quiero perder de una vez mi cabeza
Que mi cabeza pierda su juicio
Quiero aspirar humo de aceite diesel
Embriagarme hasta que alguien me olvide

sábado, 19 de noviembre de 2011

viernes, 18 de noviembre de 2011

Interludio

miré hacia atrás y tuve una confusa sensación

era una sombra densa de noche movediza
era un tejido grueso de hilo apelmazado

es que se hace difícil mirar en perspectiva
parado como estoy
sobre una línea recta
acaso horizontal a todo aquel paisaje
en donde las cenizas se funden con el cielo

supongo que no quise hacerme de una altura
supongo que escogí
que fue mi opción
y mi trayecto
rodear una por una las montañas
negarme a los caminos empinados
y no pagar jamás
el precio de trepar a lo más alto
por ser la admiración de tanto bobo

y ahora está ese bulto de caras derretidas
fundidas como plástico
entre las hojas de mi calendario
ahora están los nudos de grises cabelleras
que antaño acaricié
en tiempos de tempranas ceremonias
ahora esa tristeza de calles solitarias
y una ciudad sin nombre
golpeándome los ojos con violencia

un animal pesado que arrastra a duras penas
su inútil cargamento
y deja tras de sí
el líquido viscoso y nacarado
que dura un poco más
si está nublado

ahora con más tiempo en la valija

ahora que la luz se va apagando

ahora que hay tan poco entre mis manos

ahora que me siento tan liviano

y que cargo
solo con
lo necesario

miro atrás
un momento
y me sonrío

y adelante
que hoy empieza
el recorrido

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Árbol

el nido del patriarca se sacude
y todos sus guardianes
parecen confundidos

el policía idiota
no sabe a quien pegarle
el soldado dispara a cualquier parte
las órdenes de dios se contradicen

yo que miré al imbécil cargando diez mil piedras
por desviar el mar
por levantar el muro
que nunca impedirá lo inevitable
no puedo contener la carcajada

inútil reclutar más albañiles
pedirles eficiencia
-una cárcel por día-
cuando el complot asoma hasta en la sombra
del árbol de la plaza
cuando los ciegos tienen ojos sanos
y el enemigo se hace imcomprensible

me paso a los profetas por el forro

auguro un tiempo libre

no me digas
que crees en el cuentito que inventaron
para que tengas miedo del mañana

será cuestión de tiempo que este asunto
se vaya a resolver como se debe
y no poniendo un parche en cada falta

escucho cómo crujen las raíces
escucho el ruido seco de la grieta
percibo en mi interior la piel del hombre

el vértigo recicla y acelera
la esencia que prescinde del letargo
y un niño se despierta bajo el día
sabiéndose infinito

por fin hemos llegado a los umbrales
al cruce de un camino inexorable

y los pocos idiotas que persistan
en mantener un orden que se apaga
serán parte del circo trashumante

e irán
de pueblo en pueblo
dando lástima

martes, 8 de noviembre de 2011

En Otra

a fin de cuentas tengo
no más de dos opciones
y elegiré mi sitio
del lado de la luz subestimada

contrario a lo que crees
pondré mis manos
en la línea de cal de los peligros

y voy a estar dispuesto a responderle
a tu ciudad de alambres
con pájaros de pluma iridiscente

está la puerta abierta
casi siempre
excepto cuando no debo esperarte
pues aprendí a leer en la tormenta
las nubes de vapor sin contenido
la gota azul de los desequilibrios
el cielo que amenaza y no se vierte

e inútil que persigas algún daño
ya no tengo un lugar para la herida
y extintos tus alardes de cuchillo
pedazos acerados de la escarcha

estoy detrás del sol de tu memoria
viviendo de las cosas que olvidaste
y puedes regresar si se te antoja

las cosas han cambiado desde entonces
y el pasto se ha comido la vereda
el cielo resplandece cada tarde
y no he tenido tiempo de acordarme

lunes, 7 de noviembre de 2011

Trueque

me enseña a caminar entre las ruinas
guiándome los pasos con ternura
así llego despacio hasta ella misma
ese lugar que nadie ha visitado

tenemos en común cosas comunes
nada que necesite explicaciones
podemos engendrar desde los ojos
sonrisas empapadas de silencio

podemos arreglarnos con bien poco
en tanto estemos próximos al beso
un colchón que no es tal
la pizza fría
un banco de algún parque en el invierno
los médanos de luz atardecida
en donde resguardar nuestro deseo

me enseña a caminar sombra tras sombra
hasta desenterrar todo el misterio
esa simple ecuación de ser más simple
siguiendo líneas de agua transparente

me enseña a ser mejor sin proponérselo
llenando con afecto las fisuras

me enseña a ser su fuerza
su ancla y derrotero
convierte mis dos brazos en su nido
y sueña amanecer sobre mis labios

le digo que este largo aprendizaje
fue siempre la antesala del encuentro
y ahora sólo busco su alegría

le digo tanto que no digo nada

qué verborragia inútil de payaso

me mira
nada más
y lo comprende
porque aprendió a leerme con el alma

y ahora sólo quiero su sonrisa

por eso escribo ésto
y luego callo

lunes, 31 de octubre de 2011

Irreversible

la línea horizontal se traga un perro
se traga el equilibrio
precario
del inmune
y vicia los relojes de la piel
el tiempo vivo
la trama en espiral del infinito
por donde se colaban los espermas
los últimos destellos
los pocos estertores
aquellos que negaron alinearse
a uno u otro lado del hastío

y ahora el horizonte es sólo miasma
la inútil consecuencia
el estropicio
por más escepticismo que propongas

por más parches y vendas y pastillas

por más crucifixiones y espantajos

por más que pongas grapas a tus párpados
y niegues lo que cuentan los espejos

jueves, 27 de octubre de 2011

Otros

si algún día pasé frente a tu puerta y no me viste
será que iba vestido de fantasma
o pudo ser la hora de esos viajes

no te olvides
que suelo pestañear y es suficiente
para sentir el sol de las antípodas
y puede ser que no reconocieras
esa tristeza larga que me ampara
y tras la que no soy más que otra ficha
idéntica a otra ficha del tablero

no digo que es posible ni imposible
puedo volver al sitio como entonces
si acaso no me pierdo en el camino
y como cambié yo
cambien las flores
y cambie aquella gris melancolía
detrás del resplandor de la ventana
y cambien los azules de la noche
las casas
el olor
el escenario

y no sabré volver aunque lo sepa
y perderé los cruces de las calles
y no hallaré ni un rastro del perfume
y ya no serás tú
ni yo seré yo mismo

Monotonía

una azotea más
y cuento piedras
y miro desde arriba la distancia
tentado con caer
o usar las alas

estuve haciendo cuentas desde entonces
y tuve un resultado inexpugnable
como un dolor atroz de dientes rotos
como una migración hacia el verano

lo cierto es
que poco
me mueve o me conmueve el desapego
y así
de tan igual deambulo roto
sintiéndome en estrecho invernadero


una azotea más
para asomarme
y constatar la muerte del asombro

una azotea más
desfiladero
 

que insiste con la misma peripecia
 con cuentos ya contados tantas veces
que atizan el sopor de los rumiantes

 y las banderas grises que defiende
el bando más hostil de los mediocres

y nunca un vendaval que haga justicia

y nunca una traición que me sorprenda

y nunca una verdad que eche por tierra
lo poco que pronuncia tanto idiota

martes, 25 de octubre de 2011

La Página Reciente

en la página uno
del libro del invierno
termina un cuento negro

así que el desarrollo
funciona en forma inversa

después
los personajes
se vuelven gelatina

y es arduo descubrir en qué difieren

no llego a la mitad
habitualmente

sucede que me aburro

y sin embargo nunca me decido
a hacerlo combustible de fogata

camino hasta el umbral de los veranos
en donde me lo olvido
leyéndote la piel y la saliva
intrusa como eres de mi alma
nacida cada vez que nos amamos
a orillas de la luz y de la sombra

tendrás que soportar esta manía
ese libraco que hoy te hace más bella

acusa los espantos que enfrentaba
mientras no conocía tu ternura
o no estaba tu luz para alumbrarme

lhmbrdtvd

lunes, 24 de octubre de 2011

Impuntual

después de recorrer tantos rincones
sumido en la ebriedad de mis carencias
después de los albergues
de brazos y de abrazos
y de entender la piel irreversible
no hay nada que decir
excepto
la letra tartamuda
el plan corto de vista
mi estupidez con alas de paraguas
quietísima en su altar de privilegio
cubriendo alguna lámpara
vertiendo agua podrida
sobre el retrato inédito
apenas esbozado
en el umbral neutral de lo postrero

por eso no me importa si me explico

entiendo que hay negocios tan difusos
que no se llevan bien con las palabras

este camino se devoró los trapos
del traje de colores
que fui dejando atrás mientras andaba

el traje de colores del payaso
mordido por los clavos
mientras atravesaba
un aire con ceniza

digo pues que no es mi culpa
llegar y no estar listo
pisar la cinta móvil de la máquina
a la hora de los postres
cuando todos los cerdos vomitaban

y digo
por si a alguien le interesa
que nunca vino nadie a preguntarme
si estoy de acuerdo o no con el asunto

sábado, 15 de octubre de 2011

Diosito

el muro
la pared
la medianera
no requiere de material tangible
eso es nada
podríamos saltar
o bombardearla
o hacerle mil agujeros como un queso
o acaso
simplemente
desdeñarla
y el niño no lo sabe
no compró los ladrillos
no sabe cómo hacer con el cemento
ni la más puta idea
de la utilización de la herramienta
el niño no lo sabe
su sitio es un lugar que le inventaron
altísima pared
coronada por culos de botellas
su sitio es una cárcel permitida
que piensa que protege
que cuida
que sostiene
esa seguridad llena de miedo
de donde
cada noche
eleva la paupérrima antenita
y cree ser el dios del universo

jueves, 13 de octubre de 2011

Japón

tú venías por mi
y yo que nunca estaba en mi lugar
mirando el mapa
de un barrio japonés
siempre del lado
donde el asunto es otro y no el que importa
cruzando diagonales con esquinas
de lámparas austeras
perdido en el barullo
de calles a la orilla
de cierto vecindario inescrutable

y yo siempre saliendo a la hora impropia
atravesando azules claraboyas
oliendo el suelo estéril de un baldío
y sin poder zafar de los embudos

buceando a contraflecha
sin entender qué diablos me impulsaba
a no desear la luz de la avenida

optando por la incierta trayectoria
por grietas y cornisas
e inhóspitas callejas

y es lógico pensar que te aburriste

es arduo hacer un pacto con quien sale
y olvida despedirse

es lógico entender ese cansancio
y tu silueta yéndose hacia nunca
y la sombra pesada sobre el muro
rayando un garabato que contaba
las cosas que pudimos cuando fuimos
las cosas que intentaste inútilmente
el eco que jamás llegó a escucharse
porque en japón se hablaba en otro idioma

jueves, 6 de octubre de 2011

Rescoldo

"Pero a los ciegos no les gustan los sordos
y un corazón no se endurece porque sí..."
Patricio Rey

mirando un fuego viejo

atrás
cuando aún ardían
las alas de otro ángel de otro sueño
y el pájaro estallaba contra el vidrio
y dios convulsionaba
como un pez en la red de mis preguntas
o no tan lejos
cuando te regalé la mayor parte
del saldo de sonrisas que guardaba
y te confié el secreto
de estar enamorado para siempre
del cielo que inventaron mis urgencias

se adhiere al paladar la crema helada
la noche
ahogándose en un túnel con abrazos
y el límite en el límite del beso
es un vidrio empañado
una caricia
que empieza sin querer a prender fuego
y olvida la intención que la origina
los labios y el temblor
amaneciendo
y el límite en el límite del sexo

qué tristes pueden ser los desencuentros
las almas en espejo
y los ojos vendados
tener la misma casa
y no saber llegar de un cuarto a otro
sentir gotear sin tregua los minutos
que no van a volver a predecirnos

qué triste no haber sido viceversas
no habernos permitido convencer
dejarnos de mirar
quedarnos solos
mentirnos hasta hoy
o hasta hace un rato
mirando un fuego viejo que crepita
un par de veces más
hasta callarse

jueves, 15 de septiembre de 2011

Hilo

te reíste
tan así
como si estuviera loco
cuando te dije que vieras
tal o cual de tony gatlif
o que cuando regresaras
golpearas fuerte la puerta
si no te oía
si acaso
estuviera medio sordo
porque el finado james dio
me taladraba los tímpanos

no obstante la luna es esta
y los dos pudimos verla
y no importó tu camino
ni el mío
que no es el tema
sino ese lazo de plata
que nos une mar adentro

y ahí están las diferencias
que cargamos
como lastre
que por momentos impiden
y por otros atenazan
y que no son necesarias
a la hora de encontrarnos

sabida pues la verdad
reconocido el cadalso
donde el hombre se empantana
asumida la razón
de que ninguno la tiene
es más fácil caminar
y más difícil perderse
siguiendo el hilo delgado
de tenue luz
que nos ata

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Torrencial

si no puedes sentir
al morder esa fruta
el susurro del río
la canción de la lluvia
todo el sol
todo el viento
el sudor
los silencios
y el regalo de un pájaro
dudo mucho que puedas
entender lo que escribo

martes, 13 de septiembre de 2011

Checato

a ver si existe manera
de cambiar
de dar un vuelco

ya probé distintos lentes
y nada
que no me curo

se me dan vuelta los ojos
entiendo todo al revés
o lo que es peor
confundo
y cuando enuncian promesas
veo bandadas de cuervos
y si son hombres de bien
justo al pasar frente a mi
se ufanan de su miseria

y si me obligan a ver
la derrota y el fracaso
del que parece caído
veo a un tipo con el traje
medio ajado y polvoriento
que se sacude la tierra
y sigue
como si nada
sabiendo que en la otra calle
lo espera otra revolcada
y así sucesivamente

verás
me causa impresión
que al escuchar mis versiones
me supongas resentido

anda
muéstrame un atajo
para llegar a mirarlo
como lo miran tus ojos

que yo no veo el trabajo
en eso de andar firmando
papeles y más papeles
que hasta los frutos recientes
pese a su fresca apariencia
se pudren
como si un rayo
les ultrajara su tiempo
y la mujer más bonita
se suicidó sin dudarlo
bajo pátinas espesas
de colágenos y plástico

y no te oculto el pavor
de mirar hacia el espejo
porque es testigo y garante
que no me engañan los ojos
que cuanto veo es correcto

así que dame una mano
quiero mirar como tú
quiero ver de qué va el juego
entender las coordenadas
con las que
supuestamente

tan bien
te desenvuelves

al menos quiero saber
quién te ha vendido esos lentes

lunes, 12 de septiembre de 2011

En Fin...

y lo que ves entonces
son ojos intuídos
perfumes de un abrazo
caricias sobre nadie

este paisaje roto de casas que no sabes
con habitantes presos
y mudos
y distantes

las fotos de algún nuevo superhéroe
que no logra acentuar una palabra

mujeres que vencieron en la prueba
al fin
de revertir abdomen y relojes

borregos disfrazados de perversos
viejos adolescentes
corderos vueltos lobos

las vidas como en un escaparate

y la astucia del tero
-tú me entiendes-
llamando la atención lejos del nido

en parte
no es tan malo
tendremos más espacio en las pupilas
más sombra en el verano
las calles nos darán la bienvenida
y encontrarás hermanos inequívocos
en cada madrugada

habrá siempre la luz de la fogata
al centro de algún círculo de inmunes
que contarán historias imposibles
de quintas con peligros y naranjas
de calles inundadas por gurises
del sueño de un amor siempre imposible
de ciertas navidades entre todos
y besos de verdad sobre la cara

y acaso
alguna vez
alguien entienda
lo inmenso que es mirarnos a los ojos

en fin
no dije nada
cada uno hace de su culo un sonajero

jueves, 8 de septiembre de 2011

La Cara Oculta

es ésta luna plana
pegada al pizarrón descascarado
estúpida y redonda geometría
no sabe de menguar
no sabe maniobrar con la marea
perdió su privilegio universal
de hilar su plata tenue en los espacios
y sólo apunta a un sitio
y es otro trasto inútil colgando como baba
del labio corrompido del imbécil

no veas
mas sabe que es así como sucede
y ten la suficiente dignidad
de respetar lo claro del espejo

escribo como quien escupe sangre
porque a pesar de andar sobre el balastro
de recoger la mugre que dejaste
de saludar al pájaro y al río
tu cara me lastima diariamente

no quiero formar parte de tu estirpe
jamás seré un satélite girando
alrededor de todo ese egoísmo

perdiste el privilegio de entregarte
a cambio de estar solo para siempre
colgando de una noche que no acaba

martes, 6 de septiembre de 2011

Frecuentemuerte

yo te he visto a través

es inútil
te miro
con los ojos más viejos
no los ojos colgando
de un atrás en tus noches invertidas y ocres
hoy ya sé de la avispa
o la pluma del ángel
que cayó en la cloaca
y se vuelve infructuoso tu ademán recurrente
te he desvisto después
y este gusto a salitre
cada vez que remonto
desde mi paladar
tiempos sin relojero

hasta aquí fui la pólvora
fracasando
la magia
fraudulenta
el intento
malogrado y grosero
de un supuesto milagro
saldo de hechicería
a merced del fantasma que orillaba tu miedo

yo te he visto a través
y hoy el tiempo se ríe de aquel rato de ratas
y la apuesta cobarde
y el renglón mal escrito
y la mínima historia que no tiene argumentos
que acabó sin comienzo
y que apenas respira
que no dejo morir
para poder matarla
cada vez que recuerdo