lunes, 31 de enero de 2011

Sábado

afuera está el verano
o abajo
reptando en la vereda
jadeando
como un perro


y es noche a bocanadas
por la ventana breve

pensaba
qué haría mi deseo
sin el ventilador
entre el aire caliente y tu piel
y las maderas
preludio de un infierno bienvenido


afuera he visto a las adolescentes
camino a su suicidio de una noche

afuera caminé como otro bicho
cuidando mis espaldas

afuera la ciudad tenía tiempo
para contar historias repetidas

la noche era una trampa con cordeles
y yo un pájaro negro
dejándome llevar por el instinto

subí en el ascensor
llamé a la puerta
y me caí de bruces en tus labios

y me sentí de pronto en un oasis

y me quedé en tu piel
hasta mañana