sábado, 19 de marzo de 2011

Circense

creíste que el payaso
estaba pergeñando una cabriola

supongo que escaseó tu sutileza
tus ganas de mirar
lo verdadero

acaso fue mejor tal desatino

el tiro en otro blanco
más seguro

verás
no importa mucho
apenas me entristezco un poquitito

qué gano con decirte que el circo se encontraba al otro lado

que no pintó función
y los leones
comían carne cruda recién muerta

y el domador estaba en el caribe

y el mago cocinando sus palomas

y los enanos ciegos
con lentes como lupas
nadaban en un mar de burocracia

y el payaso de marras era un tipo
buscando mantener el equilibrio