viernes, 29 de febrero de 2008

Hoy Función Hoy




















cuando saltes a través de la ventana
y estés del otro lado
tendrás que vértelas con los payasos

sería bueno que antes de saltar
buscaras un revólver

podría asegurarte
que vas a ser testigo
de una función privada

se pintarán el rostro con sangre de gallina
se vestirán de oro y pedrería
y harán sus malabares más brillantes
con tal de distraerte
van a querer que rías
de tu maniobra absurda
te harán dudar de ti mientras te inyectan
su propia estupidez gota por gota
y van a convencerte
si los dejas

cuando saltes a través de la ventana
y estés del otro lado
se acercará un payaso a demostrarte
que estás equivocado

y habrás de decidir un par de cosas

o te vuelves al circo

o aprietas el gatillo
y vuelas la cabeza de colores

Definiciones












ya es hoy definitivo y no podré salirme

con ese paso estúpido
neutral
acobardado
y no podré salirme en otros navegantes
y no podré fugarme de ciertos calabozos
y no desencerrarme

esa noche de perros
afilada con frío y cerrojos de bruma

el invierno en harapos
escupiendo veneno
tantos ojos vacíos
tantas puertas oscuras
y golpear
y ladrar
sin que nadie responda

ni siquiera la absurda paralela del miedo
solo dos horas antes del repliegue del alba

aquél tiempo y los otros
estas definiciones

no quiero escapar más
ni ser tan razonable

podré volver mañana y no será tan cierto

es hoy
pues siempre es hoy

y me la juego

jueves, 28 de febrero de 2008

Idioma
















lejos

para la sed cansada
para el flanco del odio
que muestra los colmillos
y el mismo manuscrito interminable
del debe y el haber
los números-murciélagos
comiéndose las almas

yo me quedé sin voz
por ese entonces
y presentí un idioma
que no necesitaba de palabras

supongo que algún día
te contaré del mar fundiéndose en tus poros
redimirá el verano
ese lenguaje austero
e invocaré la voz de tus entrañas

solo por ver si estoy en lo correcto

solo por escuchar que no fue en vano

apenas aprendí el atardecer
y quiero que me cuentes que amanece

Pare - Joan Manuel Serrat



















Para La Maga Violeta



Pare
digueu-me què
li han fet al riu
que ja no canta.
Rellisca
com un barb
mort sota un pam
d'escuma blanca.

Pare
que el riu ja no és el riu.
Pare
abans que torni l'estiu
amagui tot el que és viu.

Pare
digueu-me què
li han fet al bosc
que no hi ha arbres.
A l'hivern
no tindrem foc
ni a l'estiu lloc
per aturar-se.

Pare
que el bosc ja no és el bosc.
Pare
abans de que no es faci fosc
ompliu de vida el rebost.

Sense llenya i sense peixos, pare,
ens caldrà cremar la barca,
llaurar el blat entre les enrunes, pare
i tancar amb tres panys la casa
i deia vostè...

Pare
si no hi ha pins
no es fan pinyons
ni cucs, ni ocells.

Pare
on no hi ha flors
no es fan abelles,
cera, ni mel.

Pare
que el camp ja no és el camp.
Pare
demà del cel plourà sang.
El vent ho canta plorant.

Pare
ja són aquí...
Monstres de carn
amb cucs de ferro.

Pare
no, no tingueu por,
i digueu que no,
que jo us espero.

Pare
que estan matant la terra.
Pare
deixeu de plorar
que ens han declarat la guerra.


PADRE

Padre
decidme qué
le han hecho al río
que ya no canta.
Resbala
como un barbo
muerto bajo un palmo
de espuma blanca.

Padre
que el río ya no es el río.
Padre
antes de que llegue el verano
esconded todo lo que esté vivo.

Padre
decidme qué
le han hecho al bosque
que ya no hay árboles.
En invierno
no tendremos fuego
ni en verano sitio
donde resguardarnos.

Padre
que el bosque ya no es el bosque.
Padre
antes de que oscurezca
llenad de vida la despensa.

Sin leña y sin peces, padre
tendremos que quemar la barca,
labrar el trigo entre las ruinas, padre,
y cerrar con tres cerrojos la casa
y decía usted...

Padre
si no hay pinos
no habrá piñones,
ni gusanos, ni pájaros.

Padre
donde no hay flores
no se dan las abejas,
ni la cera, ni la miel.

Padre
que el campo ya no es el campo.
Padre
mañana del cielo lloverá sangre.
El viento lo canta llorando.

Padre
ya están aquí...
Monstruos de carne
con gusanos de hierro.

Padre
no, no tengáis miedo,
y decid que no,
que yo os espero.

Padre
que están matando la tierra.
Padre
dejad de llorar
que nos han declarado la guerra.

miércoles, 27 de febrero de 2008

Trascender






















me ha sido revelado otro secreto

cuando al caer el árbol

tembló la tierra entera

el viento no distingue jerarquías
cuando viene a matar

y aquel que no pensaba morir

de pronto se desploma

y aquel que parecía

eterno como el tiempo

es arrancado y cruje
como un hueso astillado

qué queda para entonces
sino la superficie
tan vasta y generosa
caída dignamente


las raíces desnudas

y trémulas

suspendidas del aire

como una mano inútil

que no pudo aferrarse


pero en tanto estuvo en pie

fue donde principiaron los pájaros el alba

e hizo bailar la luna entre sus ramas

y festejó la brisa y la llovizna

y le entregó su sombra al caminante


en tanto estuvo en pie

tuvo sentido
y lo tendrá mañana

cuando su leña seca entibie una morada

o sea mango de hacha

bastón para el anciano

o la sencilla mesa

donde se amase el pan

de los hombres humildes

Los Olvidos (Blues De Alice)

yo no recuerdo calles
ni días
ni en qué otoño

sé que una flor de papel
se nos olvida

en la mesa de un bar
quien sabe donde

y que durante siglos
soplé las brasas muertas

a veces
también recuerdo un barco
que trajo de regreso a quien no era

y creo que llovía
y que
posiblemente
fue bueno que olvidáramos la flor
aquel abril tan gris
y la mentira

Tedio

















como si nada hubiera al dar vuelta la esquina
los mismos edificios
los ojos que ya he visto
los árboles inmóviles
los niños en papel fotografiado
como si sorprenderse ya fuera tan extraño
que casi me lo olvido

lo mismo
el mismo tedio
las piezas que se encajan de un modo previsible
las sumas y las restas
con ese resultado irremediable
y yo
que busco el aire
que busco una ventana que de a un paisaje nuevo
una sonrisa breve
que me haga desertar de mis fantasmas

como si todo fuera
un lento deshilarse hasta la muerte
sin novedad
sin mínimas locuras
en medio de ecuaciones inflexibles
de resultados obvios
de pájaros volando en línea recta

alguna vez pensé que tu eras alguien
con quien jugar al borde de las llamas

ahora solo intento
poner lejos del fuego la esperanza

salir de esta cordura que aborrezco
salir sorteando el hilo de la araña










-gracias, Lunita-

martes, 26 de febrero de 2008

Coraje

porque con charcos de agua sucia
salpico el centro mismo de la lágrima
y el barro que subyace en el absurdo
asume la propuesta de la forma
y me regresa al niño

y cuanto se repliega
ajusta los dictámenes de luz
que se me antojan

de allí
y para siempre
miré con menosprecio al enemigo
y le quité la espada
para cortar mis propias cobardías

ya no pierdo un segundo
en razonar con dios
me aburre su tristeza
descreo de su efímera presencia
porque el pan se comparte
y un hermano me espera
cada vez que he llegado
a todos los lugares
porque correr es ganas
de parecerse al viento
y sentirte tan lejos
no es más que imaginarte

no necesito un ángel
que venga a rescatarme

así que ten por cierto que pude defenderme
y porque no era justo
vivir
en el pantano
y porque no era digno
andar cabeza gacha
sabiendo tanta luz
sintiendo tanto amor
para entregarlo

y porque apenas quiero
en el final del viaje
volver con la mirada
y no sentir vergüenza
de haber sido un cobarde



¿Dónde Están Mis Amigos? - IV


Accidente


Habrìa que


pensar
que no todo
es tan malo,
ni tan malos son
algunos.


Sentir
que la mediocridad
no es tanta,
si ves que una persona
-al menos-
vale la pena.

Acudir
dar paso
a la sensaciòn de que
el vacìo no es tal,
si de alguna manera
-alguien-
està cerca.

Discernir
entre quienes arman
un buen dibujo
con las palabras y
aquellos que las pintan.

Abrir
el corazòn y dejar que
la magia de descubrirse
actùe,
aùn conciencia de que
somos tan solo, artesanos
en busca de una posible
perfecciòn


y pensar que hoy
podrìa haberme gustado el rosa...


Luna

lunes, 25 de febrero de 2008

Sed






















quizás
en poco tiempo
decida abrir la puerta y me haga olvido
y vuelva a enamorar con mi tristeza
a la mujer oscura de la noche
sus ojos que he extrañado
su tiara de diamantes
el pelo derramado como viento
sobre los precipicios

una canción disuelta en la penumbra
me viene persiguiendo

tan cerca

y para no pensar pienso resacas
de sueños inconclusos
respiro algún perfume que me olvide
mi turno de jugarme las estrellas

mi sed
de andar la vida
se fue saciando con agua distinta

quizás
tan solo estuve postergando
la brevedad de los que no me han visto
y dieron por sentado mi cinismo
esa careta inmune a lo que viene
esa mentira atroz que me creyeron

decido los menguantes de mi alma
elijo
voy a correr hasta desvanecerme
y cuando me regrese estaré lejos
y volveré sin mi
y no recordaré más que mi nombre

o puede que no ocurra nada de eso

que sea tu mirada quien me diga

allí no estaré yo

cierra esa puerta

Obertura Marginal
















abrir
todas las puertas
y respirar profundo
correr
dándolo todo
trazar confusamente
la métrica del alma
con versos parecidos a serpientes
la mano que se liga al corazón
por una hebra de agua
seguir
sin tiempo para el llanto
la boca predispuesta a lo besable
bloquear el desconsuelo con caricias
prever la magia exigua de las horas
temblar ante los ojos del afecto
saber recomponer
embadurnarse
con barro del camino
subir esos peldaños que nos llevan
hasta la otra pregunta
no obedecer
excepto
a las pocas verdades
que nos mantienen vivos
sentir
sentir por sobre todo
sentir desde las tripas hasta el alma
y que el cerebro se contagie de locura
reírse de los que se ponen serios
gritar encima de tantos silencios
permanecer por sobre lo fugaz
estar alerta
organizar la fiesta duradera
en donde todos tengan sus opciones
llegar con humildad hasta el hermano
creer
que aún se puede
hacer la ceremonia en la sonrisa
izar banderas desde la alegría
fundar otro paisaje y otro tiempo
abrir
de par en par
las emociones
lo más elemental
y convencerse
de que podemos y debemos
ser

sencillamente

domingo, 24 de febrero de 2008

Lúdico




















cuando arreció la peste
busqué un pasillo oscuro
por donde escabullirme
el último quizás que me quedaba
para salvar el alma

buscar es una forma de perderse
y nadie garantiza una salida

y desde aquellos días inclementes
fui reinventando el aire y los caminos
para poner a salvo mi cabeza

un algo de belleza me seduce
el terco corazón
una porfiada ráfaga que insiste
y dicta amaneceres y colmenas
que deberán llegar
antes que la sonrisa se nos muera

verás
no hay más que eso
la búsqueda y un aire de jazmines
resistiendo
queriendo alborotar el gallinero
no hay más que la inconciencia de mi niño
empecinado con poner distancia
de la doctrina amarga del sensato

las ganas de tomarte de la mano
para salir al mundo sin recelos
y darte la mitad del chocolate

Y GaNAS DE jUgaR
pese a quien pese

sábado, 23 de febrero de 2008

<- - - - -















alguna que otra vez
me canso de sobrar
de hablar con ruido a charco
de concertar los fríos

y necesito irme de donde fragua el grito
la tumba y la sordera

y el alacrán que ronda su ceremonia negra
no encuentra ni a mi sombra

apenas un reflejo desmayado
de donde no regreso

recuerdo la faena y la fatiga
ayer
cuando era joven
colgaba al sol los tímpanos heridos

yo reciclaba orejas
cuando aún tenía fé que resistías

ahora ya no apuesto un solo verso
a este murmullo ciego
a este griterío de silencios
a tanta artillería de palabras

alguna que otra vez
me canso de sobrar

entonces callo
y busco la salida de emergencia

viernes, 15 de febrero de 2008

Palabras Cruzadas






















palabras de metal

fundidas con residuos de hojalata
con pétalos y plumas
calientes de saliva
reacias al cadalso
puteándose entre sí
podridas de esperar la primavera

palabras como harapos
mugrientos por el polvo del camino
con grasa del sudario
de un dios hecho de trapo
con brasas y cenizas
de fuegos que me olvido

palabras que me matan
que no son bienvenidas
que me han valido el odio
de algún que otro imbécil

palabras como avispas
que no me desmerecen
que aceptan sonrïendo
la absurda premiación de la censura

palabras que me acusan
que cuelgan de mis dedos
que quieren escaparse cuanto antes
de su titiritero

palabras que se caen de un grifo roto
que no aprendieron nada
excepto a escabullirse

palabras nada más que se arraciman
en la complicidad de tu mirada

para seguir creyendo que es posible
el tiempo en que logremos entendernos

jueves, 7 de febrero de 2008

Boulevard Du Midi














tu corazón allí
en medio de una isla con cornisas
cansado del disfraz de equilibrista
por calles que no sé
en casas imprecisas
tu corazón feroz
tu corazón de pájaro
con el plumaje roto de neblinas

he llegado hasta el umbral sin comprenderlo
y ansiaba abrir mis puertas
para poder entrar en tu morada

en orense
o en caracas
en bruselas
o más lejos
hay una niña azul de piel mojada
que juega con los gatos del crepúsculo

hay una dama que se tambalea
sobre la cuerda floja y el insomnio

una mujer que apostará su sangre
a esa dignidad insobornable

un corazón en medio de la noche
buscando tras la bruma del invierno
la misma luna que anda por mis ojos

viernes, 1 de febrero de 2008

Islas















disfruto la estrategia de los náufragos
que juegan a vivir

el arte de morirme no del todo
y pronunciar la isla que habrá de rescatarme

adentro se rehace la fogata
hay una luz-penumbra
certezas que agonizan
hay cierta convicción de alcantarilla
orgullo en cuentagotas
y túneles de sueños postergados

adentro están los restos del naufragio

pero el verano puede desmantelar las ruinas
con solo un movimiento de sus olas
y el muerto recompone sus caricias
y el ojo verde de una mujer bellísima afila su cuchillo

el juego es inventar que no morimos
volver atrás el ruido
de enmohecidas puertas
abrir los postigones y ventilar el alma
por esta vez al menos
antes del otro invierno

disfruto la estrategia de navegar el tiempo
de agregar nuevas cifras a la suma
que no logro entender
que nunca suma

y juego
reincido y me hago trampas
invento alguna isla que me ampare
después de naufragar en otro invierno

Vidrio
















las letras de otro estúpido poema
girando como manos o cuchillos
por un paisaje blanco de papeles
y cada esquina era
la mueca atardecida en la sonrisa
la postergada raya del total
de alguna resta

aferrado al alma como quien preserva el fuego
en un invierno largo
de lluvias afiladas
el frío se enredaba por los huesos
y nadie
todos nadie
en el murmullo roto de mi abrazo

las lágrimas azules
cortando el sucio gris de los cristales

las lluvias infinitas de otro invierno

el margen del error
que me permito

el odio
previsible
que no tengo