miércoles, 27 de febrero de 2008

Trascender






















me ha sido revelado otro secreto

cuando al caer el árbol

tembló la tierra entera

el viento no distingue jerarquías
cuando viene a matar

y aquel que no pensaba morir

de pronto se desploma

y aquel que parecía

eterno como el tiempo

es arrancado y cruje
como un hueso astillado

qué queda para entonces
sino la superficie
tan vasta y generosa
caída dignamente


las raíces desnudas

y trémulas

suspendidas del aire

como una mano inútil

que no pudo aferrarse


pero en tanto estuvo en pie

fue donde principiaron los pájaros el alba

e hizo bailar la luna entre sus ramas

y festejó la brisa y la llovizna

y le entregó su sombra al caminante


en tanto estuvo en pie

tuvo sentido
y lo tendrá mañana

cuando su leña seca entibie una morada

o sea mango de hacha

bastón para el anciano

o la sencilla mesa

donde se amase el pan

de los hombres humildes