viernes, 15 de febrero de 2008

Palabras Cruzadas






















palabras de metal

fundidas con residuos de hojalata
con pétalos y plumas
calientes de saliva
reacias al cadalso
puteándose entre sí
podridas de esperar la primavera

palabras como harapos
mugrientos por el polvo del camino
con grasa del sudario
de un dios hecho de trapo
con brasas y cenizas
de fuegos que me olvido

palabras que me matan
que no son bienvenidas
que me han valido el odio
de algún que otro imbécil

palabras como avispas
que no me desmerecen
que aceptan sonrïendo
la absurda premiación de la censura

palabras que me acusan
que cuelgan de mis dedos
que quieren escaparse cuanto antes
de su titiritero

palabras que se caen de un grifo roto
que no aprendieron nada
excepto a escabullirse

palabras nada más que se arraciman
en la complicidad de tu mirada

para seguir creyendo que es posible
el tiempo en que logremos entendernos