martes, 26 de febrero de 2008

Coraje

porque con charcos de agua sucia
salpico el centro mismo de la lágrima
y el barro que subyace en el absurdo
asume la propuesta de la forma
y me regresa al niño

y cuanto se repliega
ajusta los dictámenes de luz
que se me antojan

de allí
y para siempre
miré con menosprecio al enemigo
y le quité la espada
para cortar mis propias cobardías

ya no pierdo un segundo
en razonar con dios
me aburre su tristeza
descreo de su efímera presencia
porque el pan se comparte
y un hermano me espera
cada vez que he llegado
a todos los lugares
porque correr es ganas
de parecerse al viento
y sentirte tan lejos
no es más que imaginarte

no necesito un ángel
que venga a rescatarme

así que ten por cierto que pude defenderme
y porque no era justo
vivir
en el pantano
y porque no era digno
andar cabeza gacha
sabiendo tanta luz
sintiendo tanto amor
para entregarlo

y porque apenas quiero
en el final del viaje
volver con la mirada
y no sentir vergüenza
de haber sido un cobarde