martes, 21 de octubre de 2008

Tonterías

si has visto tantas veces como yo
en horas de destierro
cómo se desgajaba de sus cárceles
la piel de la mañana

caía envuelta en pétalos oscuros
iba inventando fuegos
y abría entre los labios
una flor amarilla

ya no hablaré de noches que se mueren
ya no voy a contarte que amanece

a quién le importan hoy esos milagros

ni la línea serena que navega los ojos
y cuenta la verdad
que no te dejan ver tantos carteles

ni cuando tus pupilas
se incendiaron de cielos
hasta hacerse ceniza
y azul
y pedrería

ya no hablaré de noches que se mueren
ya no voy a contarte que amanece

pues qué importancia tiene
sentir
dentro del alma
que solamente tú
eres quien le da forma a la belleza
que fundas cada estrella
que fabricas el sol día tras día
que creas el sentido del paisaje
y un rumbo por andar
sobre el camino

ayer
cuando era niño
jugaba en el océano de un charco
o en las selvas profundas de algún árbol

a quién le importan hoy esos milagros