martes, 14 de septiembre de 2010

Extravismo

por debajo del trazo de la luz
cae otra historia

podría argumentar sobre la noche
los ojos que se cierran lentamente
ventanas que tapiaron sus deberes

a veces me interrogo mi estrabismo

y no pretendo ser tan desatento

voy a dejar constancia por escrito
del par de par de lentes que me diste
aunque contigo miro el calendario
en la unanimidad del sentimiento

se trata de otro asunto

estoy mirando mal
o es que están ciegos

y tanto perro aúlla por la calle
y tantos que defienden qué carajo
con el rabo pendiendo del abismo

será que acostumbrándome a la niebla
no me confunden más esas siluetas

será que cuanto cae no es suficiente
para morder los pies de la soberbia

o puede ser que me quedé tan ciego
que ya no sé vivir con estas reglas