lunes, 7 de julio de 2008

Definitivamente

pensaba cómo hacer para decírtelo

sabes que no disfrazo mis tormentas
que sufro casi a diario
inestabilidades
y soy un mal pronóstico al acecho
sabes que olvido cifras
que siempre llego tarde
que paso de avisarte
cuando se muere un sueño
que no te tengo en cuenta
en esas horas sucias que caigo en el pantano
que suelo desairarte a cada cita
que ya olvidé de nuevo
tu fecha de cumpleaños

definitivamente
soy un impresentable

pensaba cómo hacer para decirte
que más allá de todas mis carencias
te quiero más que nadie

y que no dudaría ni un segundo
en dar mi propia vida
por ti
si hiciera falta