martes, 6 de enero de 2009

Je

y ahora
qué me dices

te engañaron otra vez

siempre te engañan

les creíste que el trabajo dignifica
y entregaste tu sudor en su provecho
les creíste que llegaron a la luna
les creíste el mono verde
les creíste la historieta del que triunfa
te obligaron entre izquierdas y derechas
esas músicas absurdas de los himnos
el mal gusto del color de las banderas

te engañaron otra vez

te prohibieron que fumaras de una planta
porque fueras a drogarte a la farmacia
les creíste el bienestar
la policía
el ejército de un dios descerebrado
les creíste el celular
que ya no apagas
ni comiendo
ni durmiendo
ni cojiendo
siempre listo a recibir una puteada

les creíste
que es legal esclavizarte la conciencia
que ellos pueden negociar con tu existencia
y no importa lo que opines al respecto

te engañaron otra vez
igual que a un niño

y ahí estás
muerto de miedo
balbuceando una razón sin fundamento
que te alivie de tu puta cobardía

pero dime la verdad

a quién engañas