sábado, 29 de noviembre de 2008

Harto

no era tan difícil
no lo era
además
cualquiera sabe
que a las vacas no les gustan los poemas
y aullar de madrugada
no es tan divertido
como cuando puteábamos la rabia al mediodía
por otra parte
quién va a ser el amigo que te reemplace el culo
después que algún imbécil
te lo jodió a patadas

no era tan difícil pisar el embrión
cuando aún gestaba el odio su veneno
y el perro del fascista está adiestrado
para arrancar tus piernas
antes que puedas dar un nuevo salto

era cuestión de hacer lo que predicas
ni bien te diste cuenta
lo tonto que es regar en el desierto

ya no es tan divertido

como empinar un mástil sin bandera

como un ateo hablándole a los ángeles

como correr tú solo una carrera
donde por más que corras
vas a llegar segundo

y ya me harté de ver nuestras derrotas
con el consuelo de "la frente en alto"
de los mismos finales repetidos
de ver las rebeldías a destiempo
y tanta dignidad desperdiciada
porque estuviste ciego para el antes
porque creíste que algo cambiaría
porque tu ingenuidad bien se merece
que te pateen el culo para siempre