miércoles, 5 de noviembre de 2008

Lugar

permíteme nacer
aún puedo remediar un par de versos
y poco importará si me comprendes
la forma no será nunca la misma
y el miedo es un obstáculo que aleja

si olvidas que desdeño los cerrojos
qué harás con tu silueta
después de maldecirme la confianza

yo permití que entraras en mi casa
y no para juzgar el pan y el vino

permíteme nacer
con todos mis errores y carencias
con las pequeñas alas mutiladas
con la palabra gris que no pronuncio
por impedir la grieta

salgamos cuanto antes
del templo del gran dios espantapájaros

con sus estatuas ciegas
que se jactan de mirar lo que difiere

permíteme nacer cuando tú nazcas
abrazados en el medio de algún puente