jueves, 27 de noviembre de 2008

Diferentes

si al menos tus páginas contaran
que existen otros libros
y si la puerta fuera
entrada hacia otras puertas
acaso ya no habría
motivos para odiarnos

guardo respeto al viento
por más que se solace
cambiando
cada día
de dirección
sus pasos
pues sigue siendo el mismo
en sus contradicciones

y acaso no me aburro
yo mismo
y busco el cambio
después de repetir

por cuarta o quinta vez que me repito

y qué es lo diferente
sino la innumerable
variable de las búsquedas

si al menos tu cabeza comprendiera
que otra cabeza apunta
su proa hacia otros puertos
y que
seguramente
no llegará más lejos
que al sitio donde espera otra pregunta
sabrías que la grieta no es tan honda
porque lograste ver
el puente
y no el abismo

no sé
sólo imagino
las formas más sencillas del respeto
aunque
posiblemente

esté diciendo algo equivocado

por cierto
es el margen de error que me concedo
a cada vez que escribo estos engendros
y tienes el derecho de ignorarme