miércoles, 12 de noviembre de 2008

Hombre Al Agua

cuando me juzgas
te juzgas
y olvidas preguntarme qué pretendo
hay demasiados dioses en el mundo
demasiada vanidad
y muchos ciegos
y si algo está sobrando es el orgullo
y si algo está faltando es tan pequeño
que ya no podrás verlo
excepto si desciendes de tu altura

qué puede sugerirte un pobre diablo
que tú no hayas pensado de antemano
olvido que eres sabio como el resto
y al mando del timón
no cabe duda
habrás de conducirme al paraíso

por eso y poco más he decidido
apearme de la nave
dejar atrás un rumbo que no entiendo
y sin saber nadar
mas desprendido
de la colmena absurda del soberbio
en dirección contraria a lo sensato
braceo
mar adentro
de mi mismo