miércoles, 5 de marzo de 2008

Bienvenida
















puedes pasar
acabo de quitar el polvo del desgano

y ni siquiera pienses
que es premeditada
la luz que se abre paso por la sala

dejé ese detalle a la mañana
así como el olor de los azahares
y el verde de los árboles

puedes pasar
apenas me he peinado
y no he dormido bien

lamento que haya un poco de desorden

hubiera sido bello
recibirte mejor
pero no te esperaba
apenas hubo tiempo para un trapo
un trapo desmañado y presuroso
sobre los anaqueles

hacía demasiado
que ver una sonrisa
no me alegraba el alma

tu sí puedes pasar
y si te quedas
encenderé la llama del hogar
cuando sea noche

y el frío será apenas un recuerdo
ardiendo entre la leña

y haremos una fiesta con la risa
y una celebración con los abrazos

pero qué estoy diciendo

olvido que contigo
no necesito usar tanta palabra

ya pasa
no te quedes ahí

esta es tu casa