sábado, 1 de marzo de 2008

Concéntrico

cuando empezó tu escena
te recibió mi sombra

yo estaba persiguiéndome la nuca

después cambié de ritmo
y robert fripp buscaba
la nota más extraña del planeta

la luna hacía trueques con el diablo
cuando me repetías
que whitman era puto

que dios era del bando de los buenos

y creo que algo más debí olvidarme
en tanto tramitaba
residencia en la tierra

mucho tiempo atenazado contra el alma
durando en los bolsillos
y ahora me preguntas
qué ha sido de mi vida

cada quien tuvo la opción
de revertir su mierda

cada quien pudo evitarlo
o al menos
malherirlo

apenas hubo tiempo para hablar
antes
o ahora
y además
qué importa todo

entiendo la distancia
y hasta los besos muertos
y estos feroces círculos tan hondos
que duelen y separan

no preguntes por mí
como si preguntaras por un perro

tal vez hasta recuerdes el fraseo
del trovador colgado de su flauta

o no

lo suponía

alguna arruga más y el mismo tedio

ha sido un placer
desencontrarte